LaS Doll un serio trauma directo de Japan

Puede un ser humano enamorarse de un robot con curvas de mujer? ¿Es una perversión tener relaciones sexuales con una maniquí de silicona? ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? El cine, el mejor oráculo de la posmodernidad, lleva planteándose estas mismas preguntas desde los hermanos Lumière: en 1927, Fritz Lang ya creó para su 'Metrópolis' un autómata femenino llamado María.

En 1984 'Blade runner' tenía entre sus protagonistas a una insinuante y violenta replicante llamada Pris. Steven Spielberg fue mucho más allá en 'Inteligencia Artificial' (2001), ya que concibió un mundo futuro en el que existían legiones de 'cyborgs' dedicados a ofrecer placer carnal.
Igual que el 'séptimo arte', el mundo real también ha echado mano de humanoides que, si bien no tienen nada de mecánicos, si han servido como herramientas para el 'consuelo' sexual. Por ejemplo, las tripulaciones japonesas destacadas en los submarinos después de la Primera Guerra Mundial usaron las primeras muñecas hinchables de la Historia no precisamente como flotadores por si la nave se hundía, sino para matar el deseo en las profundidades marinas.














SEGI LEYENDO CHICO T HACE BIEN jejeje
 

Uno de los modelos de 'Sexual dolls'


Después, convertidas ya en un fetiche, se universalizaron en los 'sex shops' de todo el mundo.Ha sido de nuevo en Japón un país que siempre va a la vanguardia en este terreno donde las muñecas hinchables de toda la vida ésas con tacto de plástico, boca eternamente abierta y postura hierática han conocido a su segunda generación: las 'dutch wives' (esposas holandesas) una especie de réplicas de látex, vinilo o silicona que pueden llegar a costar hasta 6.000 euros.
¿Razones?





Y más increíble aún es que el negocio sea todo un éxito en Japón, que las prostitutas reales tengan cada vez menos trabajo y los empresarios se dediquen a alquilar muñecas que no se quejan del sueldo, no se cansan y por supuesto no tienen vacaciones.
Las empresas que más se han metido en el asunto son Doru no Mori y Paster Color Doll, las cuales han abierto locales para que los clientes puedan ver y tocar a sus posibles acompañantes. Por su parte, Paster Color Doll comenzó la iniciativa de ofrecer tríos donde los clientes disfrutan de una chica humana y una muñeca al mismo tiempo, algo totalmente desconcertante.


Orient Industry, una de las marcas que comercializa estos juguetes sexuales, asegura en su publicidad que el tacto es casi humano, al igual que los rasgos, basados en personas de carne y hueso. Su esqueleto, similar al de una mujer real, es de metal. Hasta el pelo es natural.



La compra se realiza por Internet y la muñeca llega a casa del consumidor discretamente embalada en una caja con forma de ataúd. El bulto incluye un curioso servicio posventa: una vez muerto el propietario, la empresa se compromete a recoger su pepona, a consagrar su alma en una especie de ritual y a enterrarla junto a su dueño.



Ya no hace falta viajar a Japón para disfrutar de una hermosa geisha, bastará con acceder al sitio web de Orient Doll, elegir la que más se ajuste a nuestros gustos y nos llegará por correo tradicional esta fina muñeca que intentará satisfacer nuestros deseos íntimos. Claro que salvo que estes mal de la cabeza te va a convenir más una mujer paga tradicional porque cuesta la cifra astronómica de U$S 5.923 (algo así como 700.000 yenes).Pese a que el negocio de vender muñecas inflables de silicona por internet funciona bastante bien (increíble la cantidad de hombres locos que rondan por ahí), hace un tiempo que se pensó en alquilarlas para que más personas puedan acceder a ellas. Parece que pagando unos U$S 20 de matrícula, se puede entrar en el negocio del alquiler (o proxeneta) de muñecas, en tarifas que rondan entre los U$S 120 por hora o los U$S 450 por tener a una siliconada durante todo un día, sin contar gastos de envío.

Lo más morboso del asunto es que la mayoría de las muñecas imitan el aspecto de niñas de más o menos 12 años y se puede pedir que lleguen a casa vestidas con traje de sirvienta, enfermera, colegiala o simplemente en ropa interior, entre otras tantas opciones.

OMFG...


^_^

Reacciones:

2 comentarios:

Parece una nena de verdad preparada para ser violada.

Parece una nena de verdad preparada para ser violada.

Publicar un comentario

, si te gusto lo que viste o leeiste deja tu comentario te lo agradeceremos